Asociación Española de Geotermia

Energía geotérmica

¿Como cultivar tomates con energía geotérmica?

¿Cultivar tomates entre la nieve? ¿Cómo funciona el cultivo de tomates en Islandia?

Islandia es un país conocido por ser una gran potencia en energía geotérmica, sus habitantes la aprovechan en parte para calefacción directa, aunque tiene otras numerosas aplicaciones. Así es como es posible cultivar tomates en este país tan cercano al Círculo Polar Ártico, con geotermia.

Normalmente, se cultivan en invernaderos, la mayoría de los cuales funcionan con energía geotérmica.

Después de todo, Islandia tiene en su subsuelo un enorme potencial energético, y sus habitantes hacen un uso inteligente de el.

Concretamente, la granja de Fridheimar situada en Reykholt, cultiva tomates en un invernadero de este tipo y ajusta su carta a la producción. Por cierto un dato muy interesante, en este invernadero se cosechan 370 toneladas de tomates al año, y ello gracias a la energía geotérmica y a la biogeotermia aplicada.

En este invernadero, los agricultores ofrecen al visitante un trago de aguardiente servido en un mini tomate hueco a modo de vaso, seguido de un Bloody Mary elaborado con el jugo de los tomates que allí mismo se cultivan.

Este invernadero lleva mejorando día a día sus técnicas, y eso desde hace más 20 años. Consumiendo la misma energía geotérmica que una ciudad de 3.000 habitantes, estos tomates reciben luz durante 21 horas al día en invierno, y 14 horas al día durante el verano. Ademas, es un proyecto respetuoso con la naturaleza gracias a la aplicación de las últimas tecnologías limpias y sobre todo al uso inteligente de la geotermia. Utilizan energía verde, riegan con agua pura, controlan las plagas con métodos orgánicos, no usan pesticidas y polinizan con abejorros. Son cultivos hidropónicos donde los controles de humedad y temperatura están regulados inteligentemente.

Islandia, es un país con un territorio volcánico y de recursos energéticos geotérmicos abundantes. La energía geotérmica se obtiene a bajo coste en sus plantas geotermicas.

En los invernaderos se consigue la realización de la fotosíntesis con dióxido de carbono de las mismas fuentes. Para poder aprovechar la poca luz solar, la estructura esta compuesta de paneles muy finos de cristal, para soportar enfriamientos rápidos. Para las necesidades energéticas del invernadero y las del cultivo propiamente dicho, precisan 100.000 toneladas de agua caliente geotérmica al año, aunque eso no parece tener mucha importancia, teniendo en cuenta que a menos de 200 metros de distancia, disponen de un cráter donde brota agua caliente geotérmica abundante a más de ¡95 ºC! El agua fría para el riego tambien proviene del mismo enclave.

Para terminar este artículo, he de decir y subrayar que con la energía geotérmica, apenas existen limites al cultivo intensivo y sostenible de todo tipo de alimentos, incluso en circunstancias tan adversas y extremas como puedan ser las existentes en países o zonas como Islandia.

La solución más inteligente es la de saber entender, aprovechar y rentabilizar de manera sostenible, los diversos recursos energéticos limpios que nos ofrece generosamente la Naturaleza.

Pilar Magdaleno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *