40/2022 ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE GEOTERMIA

La geotermia, la población, los científicos, los tecnólogos y los políticos, sí, pero ¡no revueltos!

En la actualidad los avances en Ciencia y en Tecnología no cesan, se multiplican día a día, alrededor del mundo entero. Podemos comprobarlo a través de las noticias que habitualmente difunden los medios de comunicación y en las redes sociales. Las novedades científicas y tecnológicas en el sector de la generación y distribución de energía renovable limpia son espectaculares ya que garantizan un cambio inexorable de paradigma, un nuevo rumbo que nos encarrila de manera definitiva hacia el uso masivo de la energía renovable limpia como lo es la energía geotérmica. Gracias a la Ciencia y a la Tecnología, la energía renovable limpia ya es mucho más económica que la energía sucia no renovable. Todo indica que el tan deseado cambio disruptivo esta a punto de hacerse realidad, gracias y adiós petróleo, gracias y adiós carbón bye, bye, bye.
Los políticos, las autoridades, los entes públicos no cesan de anunciar nuevas medidas de fomento de la energía renovable limpia.
Si añadimos la mortal, devastadora, abominable y detestable guerra que sufre hoy Ucrania, los horribles padecimientos del pueblo ucraniano, sus efectos colaterales económicos que están sumergiendo a la mayoría de países en un nueva, imprevista y profunda crisis económica, cortes de suministros energéticos estratégicos y bloqueo del mercado de alimentos básicos para la población europea en particular y de otros continentes en general. Lo que se traduce actualmente en un aumento sostenido desorbitado de los precios de la cesta de la compra, de los combustibles, de los transportes, de la electricidad, de las viviendas, de los gastos bancarios, de los productos y de los servicios en general. La pobreza energética es ya una realidad que afecta cada día a más hogares y empresas.
Como dicho anteriormente, todo indica que el tan deseado cambio disruptivo esta a punto de hacerse realidad, gracias y adiós petróleo, gracias y adiós carbón, bienvenida a la energía renovable limpia ¡Eureka!

¿Pero realmente este cambio va a ocurrir ya? Lamentablemente, no. La energía renovable limpia ni se va a instalar ni a aplicar de manera masiva, no. Por lo menos no lo hará ni a corto plazo, ni a medio plazo. Y aquí es donde cualquier persona sensata se pierde y no lo puede entender. A continuación voy a intentar explicar el por qué de mí “no”, veamos, intentaré hacerlo de la manera más breve 😉

La población, los científicos, los tecnólogos y los políticos, sí pero ¡no revueltos!.

La población son las personas consumidoras y dependientas de los aportes científicos y tecnológicos de unos y de las políticas de otros. Estás personas gozan pero también sufren de los aciertos y de los desaciertos científicos, tecnológicos y políticos. También estás personas, por medio de sus impuestos, mantienen a la ciencia, a la tecnología así como a la política, y a todas ellas las hacen posible.
Los científicos son personas dependientes de otras, en general de equipos, que para poder desempeñar su función de innovación precisan de paz, formación continua, medios y de todo un ecosistema específico que garantice el cumplimiento de objetivos que mejorarán el bienestar de las personas. Salvo en muy pocos casos aislados de genialidad individual, tan solo así, en equipo, verán la luz espectaculares avances científicos que la tecnología e ingeniería podrá aprovechar para la generación y distribución de una energía renovable limpia. El científico es la punta de lanza, la persona que más información actualizada y verídica posee sobre la generación y distribución de energía renovable limpia. Los canales de comunicación de la ciencia base con la tecnología y la política deben de estar totalmente despejados. Sin comunicación no hay innovación.
Los tecnólogos son personas que se nutren de la ciencia base para aprovechar los descubrimientos de esta última para transformarlos en máquinas prácticas o procesos reales que puedan ser a su vez aprovechados por la población en general, mejorando en lo posible cualquier tarea. La tecnología suma. El tecnólogo es un interprete necesario entre el científico y el usuario final de un avance científico. La tecnología precisa de medios favorables de todo tipo para poder conceptualizar, proyectar, ensañar y poder construir eficientemente en base a una innovación energética.
Los políticos son personas que se dedican a la política, y la política según Wikipedia es: “La política es el conjunto de actividades que se asocian con la toma de decisiones en grupo, u otras formas de relaciones de poder entre individuos, como la distribución de recursos o el estatus. También es el arte, doctrina o práctica referente al gobierno de los Estados,​ promoviendo la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.”, siguiendo con Wikipedia, el “bien común” es: “El bien común o procomún es un concepto que en general puede ser entendido como aquello que nos influye para bien a todos los ciudadanos o a la comunidad como los sistemas sociales, instituciones y medios socioeconómicos de los que ellos dependen. Más recientemente, John Rawls lo definió como ciertas condiciones generales que son de ventaja para todos.

Bueno pues aquí esta la razón del por qué de mí “no”, la respuesta se deja entrever en la propia definición de “políticos” y de “política”. Llegado a este punto no es necesario escribir mucho más (y yo que quería hacer este nanoartículo muy corto, vaya), pero para dejarlo muy clarito, añadiré que lamentablemente no, no y no, los políticos no han escuchado, ni están escuchando, ni van a escuchar a los científicos, ni a los tecnólogos y mucho menos a las personas o sufridores que forman la población.
La pregunta ahora seria ¿pero por qué no escuchan los políticos y hacen de una vez lo indicado por los que de verdad saben y hacen posible que toda la sociedad (todas las personas y empresas) se beneficie de una energía muy económica, renovable y limpia? La respuesta es que probablemente no les interesa democratizar la energía renovable limpia, a tal punto es esto evidente que Europa acaba de rebautizar a la ya muy conocida energía nuclear como “energía renovable”, surrealista sí, pero es lo que hay (sin comentarios posibles).

Por si es de tu interés y en honor a nuestra misión de información sobre la geotermia que ejercemos todos los días desde la Asociación Española de Geotermia, debo decir que la Asociación Española de Geotermia y yo mismo, hemos informado sobre la energía geotérmica a multitud de políticos, partidos políticos, infinidad de ayuntamientos, ciudades, gobiernos provinciales como los de Canarias, Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura, Galicia, País Vasco, Navarra, Baleares etc, igualmente a otras muchas asociaciones de grandes consumidores de energía, en multitud de medios de comunicación, redes sociales, por escrito, por medio de cursos de formación, jornadas técnicas por todos los países y por toda España etc o sea resumiendo: llevamos más de 30 años insistiendo día y noche en adoptar el uso masivo de la energía renovable limpia en general y en la energía geotérmica en particular. Lejos de estar agotados en el intento, vamos a redoblar el esfuerzo para que en momentos de “Tormenta Perfecta” como la que estamos viviendo actualmente, insistir, insistir, insistir una y otra vez ante todos los “políticos” de la necesidad vital e inaplazable de cambiar inmediatamente de “política” y de democratizar de una vez el uso masivo de la energía renovable limpia económica y muy concretamente que creen políticas para allanar y abonar el terreno, una tierra fertil dónde la ciencia pueda florecer libre sin leyes absurdas (recordad el impuesto al sol), un terreno abonado que de sus frutos en forma de una energía renovable limpia y libre, la energía geotérmica sí la energía geotérmica esa energía limpia inagotable, la energía térmica y eléctrica geotérmica la energía más económica, que se encuentra ahora mismo debajo de los pies de cada político y que no hace otra cosa que esperar pacientemente en el subsuelo a que la utilizemos masivamente cada uno de nosotros ¡toda la población! pasando de ser hoy “sufridores” a ser consumidores ¡felices! ¿Nos ayudas a informar mejor y más? ¡Bienvenido! 😉

Uf! me hubiese gustado que este nanoartículo fuese mucho más corto, pero me he liado, lo siento, espero que me perdones si se te ha hecho demasiado largooooooo 😉

Como siempre, estoy a vuestra entera disposición para cualquier consulta o sugerencia sobre geotermia y/o sobre energía en general.

Un abrazo muy fuerte,
José Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × dos =